Cómo hacer la maleta perfecta para las vacaciones

Hacer tu maleta antes de irte de vacaciones puede parecer una tarea bastante sencilla, pero hacerlo mal te puede ocasionar unos cuantos problemas como el derramamiento de algunas sustancias, la pérdida de objetos muy valiosos, el cobro adicional por exceso de peso, entre otros. A veces no prestamos atención a tareas cotidianas por parecer irrelevantes, pero en ocasiones como esta, resulta que hay que pensar las cosas dos veces antes de hacer algo. Te enseñamos cómo hacer la maleta perfecta para vacaciones.

Elige una maleta adecuada

Dependiendo del tipo de viaje, podrías necesitar un tipo de maleta diferente. Si vas a empacar muchas cosas, asegúrate de que la tapa y el cuerpo de la maleta son bastantes resistentes, para mantener dentro todos tus objetos. Pero si no es necesario llevar muchas cosas, tal vez lo más recomendable usar una maleta más pequeña y ligera que no te haga cargar mucho peso tampoco.

Si vas a viajar en avión, ten en cuenta los límites de tamaño y peso de la aerolínea al elegir una maleta. Recuerda que las aerolíneas incluyen las ruedas, no sólo el espacio real para empacar, cuando miden la altura del equipaje de mano, y muchas maletas que son venden como bolsas de mano son muy altas para los compartimentos de algunas aerolíneas.

Empaca el día anterior al viaje

Empieza con los objetos más pesados primero. Trata de ponerlos en el fondo de la maleta cuando esté de pie, es decir, el lugar cerca de las ruedas, para que no sea muy pesada en la parte superior. Pon los objetos más pesados de manera uniforme en medio de ambos lados de la maleta para que esta no se incline cuando esté parada. Al empacar los zapatos, no dejes que se desperdicie ningún espacio: Llénalos con calcetines, ropa interior u otros artículos pequeños. Si están sucios, empaca los zapatos en una bolsa plástica para proteger el resto de la bolsa.

Algunos viajeros enrollan la ropa, otros prefieren doblarla. Pero la mejor manera de hacer una maleta es a menudo una mezcla de las dos. Los artículos propensos a arrugarse tienden a salir mejor si los doblas, pero la ropa enrollada apretadamente es más fácil de ubicar en los pequeños rincones de la maleta. Escoger ropa que sea de tu talla, para no marearte llevando mil prendas que al final ni usarás.

Identifica tu maleta

Etiqueta tu maleta con un nombre, dirección de correo electrónico y número de teléfono para que la aerolínea o alguien más se ponga en contacto contigo si pierdes tu maleta. También vale la pena incluir la dirección del hotel en el que te alojarás, pero tal vez no quieras dejar la dirección de tu casa por razones de seguridad.

Lleva lo esencial

Para no gastar tanta espacio, tarifas por sobrepeso y hacer tu maleta lo más ligera posible, intenta llevar solo las cosas que consideres necesarias. No tiene mucho sentido llevar comida, por ejemplo, si puedes comprarla una vez llegues a tu destino. Lo más común suele ser ropa, algunos documentos y artículos o herramientas electrónicas.

Ya ves que es ideal planear bien lo que vas a llevar en tu maleta para que tu viaje sea lo menos pesado posible. Toma en cuenta estos consejos intenta hacer una maleta que sea cómoda para que tengas una experiencia lo más agradable posible, tanto para ti como para las personas que te acompañan, en caso de que viajes en grupo.

Verifica si hay tiendas donde vas de vacaciones para comprar todo aquello que pudieras necesitar si se diera el caso, porque no es raro que, pese a todo, se nos olvide empacar algo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *